Seguidores

jueves, 12 de mayo de 2011

Mis primeras letras

Parece que fue ayer cuando casi sin saber escribir me regalaron aquella máquina de Mickey Mouse que tanto ansiaba. Aquella con la que jugaba a ser periodista, escritora o secretaria; y cuyas teclas se convirtieron en mis mejores confidentes, compañeras y amigas cuando apenas tenía ocho años.
Me gustaba darle con fuerza y seguridad a esos botones rojos; el sonido de la tinta pintando la hoja; y el orgullo que yo sentía al darle a la palanca de cambio sin haberme confundido en ninguna letra.
Puedo decir que fue la primera en enterarse de que el Ratón Pérez me regaló una preciosa muñeca por la caída de mi paleta; de que una amiga me dijo que los Reyes Magos no eran "tan magos"; de que la profesora me había echado de clase por reírme demasiado; y de que las ganas de tener un hamster ya habían pasado.
Supongo que me gustaba por mi amor a las palabras y mis ganas de desahogarme.
Y al igual que a mí, no dudo en que aún se les escape una tímida sonrisa a todos aquellos que recuerdan las veces que, desesperadamente, tuvieron que empezar una y otra vez su trabajo por haberse confundido en una letra o porque la hoja se les había atascado.
Sólo era una niña con un juguete nuevo. Pero hoy puedo decir que hay regalos que nunca se olvidan.


13 comentarios:

  1. preciosa entrada, y es que hay regalos y momentos que se te quedan grabados para siempre! Muchas gracias por pasarte por mi blog, sin dudas yo también te sigo! Un beso :D

    ResponderEliminar
  2. Al leer la entrada me he dado cuenta de que el tiempo pasa demasiado rápido...
    Yo todavia tengo ganas de tener un hamster jiji pero no me dejan...
    Tienes razón con que hay regalos que no se olvidan...
    Un beso!

    ResponderEliminar
  3. me gusta, pasate por mi blog cuando quieras ^^

    ResponderEliminar
  4. Guau, que pedazo de entrada.
    A mi, si te digo la verdad, me siguen encantando esas máquinas de escribir antíguas ♥
    Gracias por pasarte por mi blog, te sigo =)

    ResponderEliminar
  5. Me encata tu bLog te sigo :D
    pasate & sigueme =D http://maziuxd.blogspot.com/
    Gracias (;

    ResponderEliminar
  6. Que texto tan bonito (L)
    A mí me regalaron una vez una pelota que hablaba, sí hablaba y saltaba, hahaha, no me separaba de ella! Así que me he sentido muy identificada con este texto, en serio, me encanta.
    Te seguimos que tus blog es genial! www.atopeconnuestracope.blogspot.com
    Un besazo!

    ResponderEliminar
  7. Hola, bello íntimo blog, profundas entradas,si te gusta la palabra infinita, la poesía,te invito al mio, será un placer,es,
    http://ligerodeequipaje1875.blogspot.com/
    gracias, buen sábado, besos sinuosos...

    ResponderEliminar
  8. Guapa! gracias por psarte por mi blog;)
    el tuyo es una monada!
    Besitos!

    ResponderEliminar
  9. me gusta mucho la foto! es preciosa! un besito -L

    ResponderEliminar
  10. Hola, bello íntimo blog, profundas entradas,si te gusta la palabra infinita, la poesía,te invito al mio, será un placer,es,
    http://ligerodeequipaje1875.blogspot.com/
    gracias, buen sábado, besos sinuosos...


    Hola, bello íntimo blog, profundas entradas,si te gusta la palabra infinita, la poesía,te invito al mio, será un placer,es,
    http://ligerodeequipaje1875.blogspot.com/
    gracias, buen sábado, besos sinuosos...


    Hola, bello íntimo blog, profundas entradas,si te gusta la palabra infinita, la poesía,te invito al mio, será un placer,es,
    http://ligerodeequipaje1875.blogspot.com/
    gracias, buen sábado, besos sinuosos...


    Cuidado SPAM este repite mas que el ajo.

    ResponderEliminar
  11. Aaaay me encantó! Y es re linda la imagen ♥ un besito! Te sigo :)

    ResponderEliminar
  12. La verdad es que está genial escrito. A mí si que se me ha escapado una sonrisa; la semana pasada he imprimido un trabajo (impresora-pc) y tenía una burrada de ffaltas de ortografía, y este texto me lo ha recordado. Y... ¿sabes que también me ha hecho gracia? Que a mí también me echaron de clase (hace años) por reírme a carjadas. De hecho, recuerdo haber salido de clase llorado de la risa, y cuando pedí permiso para volver a entrar me había dado de nuevo el ataque de risa y acabó riéndose hasta la profesora. ¡Qué tiempos!
    Carpe diem, Clara!

    ResponderEliminar